Entes FAQs (Preguntas más frecuentes)



Una lista de Preguntas y Respuestas publicada originalmente en febrero del 2000, que coincide con la aparición de Samuel Sagan en el show de Art Bell.

Referirse al libro Entes, Parásitos del Cuerpo Energético.

Traducido al español por Adriana Portillo.


Entes, naturaleza y trasfondo

Entes y desórdenes de la salud

Lidiando con los entes

Liberación de entes

Entes y energías telúricas




Clairvision School y el trabajo con entes

Clairvision School, con sede en Sydney, es una escuela de meditación y espiritualidad con un enfoque experiencial.

Es por esto que la escuela pone énfasis en que cada persona desarrolle directamente su propia percepción de las realidades no físicas.

Esto ha motivado a la formación de un extenso grupo de personas comprometidas a la tarea de mapear sistemáticamente la consciencia, exploración que está enfocada en traer objetividad al campo de la subjetividad.

Una de las áreas en las que se ha enfocado el mapeo de la consciencia de Clairvision, es el de la posesión por entes. Desde su creación en 1987 por Samuel Sagan, la escuela ha entrenado a cientos de personas en la técnica IST (Sondeo Interactivo del Espacio Interior), por medio de la cual se explora e identifica la presencia de entes.

Esto ha derivado en una amplia recopilación de información dedicada a los entes y a la manera de lidiar con ellos.

Es así como surge el 'síndrome de los entes' el cual es presentado por Samuel Sagan en su libro Entes, Parásitos del Cuerpo Energético.

El propósito del material aquí presentado no es el de copiar lo que el libro explica sino responder a las preguntas más comunes acerca de los entes: qué son, qué no son, qué tipos de problemas pueden causar y cómo se puede lidiar con éstos.


¿Qué es un ente?

Un ente es un parásito no físico.

De acuerdo con la medicina tradicional China, el Ayurveda, y muchos otros sistemas de salud antiguos, un ser humano no está sólo constituido por un cuerpo físico. También existen otras capas, como el qi en la acupuntura.

En el modelo de Clairvision, el término genérico 'cuerpos sutiles' se utiliza para referirse a las partes no físicas que conforman al ser humano.

Así como existen parásitos en el tracto digestivo, los cuerpos sutiles pueden ser blanco de presencias y de energías no físicas.

Es decir que esto es lo que un ente es: un fragmento de una energía no física que tiene cierta conciencia propia y que parasita al sistema humano.


¿De dónde vienen los entes? ¿Qué tipo de seres son?

De acuerdo a los modelos de la China y la India de la antigüedad, ocurre una fragmentación de la consciencia al momento de morir.

Algunos de estos fragmentos ascienden a los mundos espirituales mientras que otros permanecen en el mundo de los seres humanos. Con el paso del tiempo la mayoría de estas partes se disuelven por si mismas. Sin embargo, algunos fragmentos se cristalizan al punto de no poder disolverse. Como ya no tienen un sistema vivo en que apoyar su existencia, necesitan encontrar a un anfitrión. Es ahí cuando se convierten en entes que pueden parasitar potencialmente a humanos y animales.

En chino estos fragmentos se llaman kuei. En sánscrito son llamados bhuta, palabra que traducida significa ente.

En el mapeo de la consciencia desarrollado en Clairvision se utiliza el término fragmento. Las partículas resultantes de la fragmentación de la consciencia de personas muertas constituyen la categoría principal de entes (de un setenta a un noventa por ciento de los casos de parásitos energéticos).

También hay otros tipos de entes no físicos que, por una razón u otra, pueden anidar en el sistema humano como parásitos. Por ejemplo, casi todo el folklore del mundo menciona la existencia de pequeños seres asociados con la naturaleza: sirenas, salamandras, entre otros.

Algunos de estos seres son muy pequeños, algunas veces llamados seres elementales, y existen de igual manera otros de mayores dimensiones.


¿En realidad cree que las personas puedan ser parasitadas por los muertos?

No es que los difuntos en sí se conviertan en entes. Lo que sucede es que los fragmentos de consciencia se expulsan durante el proceso de muerte. Si pensáramos en el alma como una prenda de vestir, los fragmentos podrían ser como pedazos de tela que se desprenden cuando se cambia la ropa.

Para conocer los detalles acerca de los mecanismos de la fragmentación de la consciencia que ocurren después de la muerte, por favor refiérase al libro de Samuel Sagan relativo a los entes (ver la sección de libros). Aquí sólo se hará énfasis en algunos puntos.

El concepto de que la muerte puede acompañarse de un desprendimiento de desechos energéticos es una teoría que puede encontrarse en múltiples contextos religiosos y culturales.

En la India, por ejemplo, si la gente incinera a los difuntos, es con la idea de minimizar las energías nocivas liberadas por los mismos.

Siguiendo la misma línea, en la Grecia antigua, Homero menciona que el único método de desechar los cuerpos de los muertos era incinerándolos.

En la India también existen varias costumbres de duelo, como seguir cierto tipo de régimen alimenticio- pensadas específicamente en proteger a las personas de la posibilidad de atrapar fragmentos después de la muerte de algún miembro de la familia. En los códigos de la ley judía, así como en muchas religiones, existen varias reglas semejantes aplicadas después de la muerte de algún familiar. Por ejemplo, en la religión católica hay rituales específicos que se siguen después de la muerte. Estos se encargan de cuidar la parte energética de la muerte y el proceso de duelo.

Todos estos conocimientos, que se basan en la doctrina tradicional y en las percepciones de los visionarios de la antigüedad, se han perdido en nuestros días.

Esto da como resultado cierto caos energético, con un gran número de personas sufriendo el síndrome de los entes.


Pero, ¿es posible explicar el síndrome de los entes como algún tipo de desorden mental, tal vez similar a lo que la psicología Jungiana ha llamado 'la sombra'?

Argumentos basados en las culturas tradicionales

Una primera gama de argumentos en favor de la existencia de entes puede encontrarse en el hecho de que virtualmente todas las culturas tradicionales han considerado a los entes como una realidad, hasta el punto en que han desarrollado métodos para lidiar con estos.

Lo mismo pasa con las enseñanzas de shamanes que cuentan con métodos para la extracción de parásitos energéticos.

El Ayurveda, la medicina India tradicional, está dividida en ocho ramas, una de las cuales se llama bhuta-vidya, la ciencia de los entes. Esto coloca a la extracción de los entes en el mismo nivel de importancia que la cirugía o la pediatría.

En la medicina China, 17 de los 361 puntos de acupuntura, tienen la palabra kuei (espíritu desencarnado) como parte de su nombre primario o secundario.

De la misma manera, muchas religiones en el mundo han tenido rituales que se encargan de la contaminación energética de los difuntos. Desde los Vedas hasta el Nuevo Testamento, es posible encontrar algunas referencias relativas al síndrome de los entes.

Así, podemos decir que la teoría de los entes no es un simple excentricismo. En dado caso, podríamos pensar que la cultura moderna de occidente está en discrepancia con otras culturas al no tomar en cuenta la existencia de los mismos, lo que resulta en trágicas consecuencias para algunos pacientes.

Argumentos de Clairvision basados en el mapeo de la consciencia

Desde el punto de vista del mapeo de la consciencia, los principales argumentos a favor de la existencia de entes son los siguientes:

Al explorar un ente con las técnicas de Clairvision, los clientes tienen una experiencia directa del mismo. Pueden sentirlo como una presencia claramente distinguible y diferente de su propia presencia. Si hay un elemento común en las miles de observaciones hechas en Clairvision School es que los clientes sistemáticamente reportan una presencia extraña: algo que no les pertenece, algo que se les adhirió en algún momento específico de su pasado. Y la experiencia es tan tangible que rara vez existe alguna duda a cerca de su verdadera existencia.

Al final del proceso, durante la extracción, el ente se puede percibir de manera aú más precisa. Los clientes no sólo sienten la presencia, sino que también pueden ver la forma del ente en el momento en que es extraído y transportado hacia la luz.

Después del despejo, los clientes ya no sienten la presencia como parte de ellos. A los pocos días hay una mejora gradual de los síntomas relacionados con el ente.

Un punto a enfatizar es que, por lo general, los síntomas relacionados con los entes no ceden ante terapias convencionales y, en algunos casos, ni siquiera a aquellos métodos alternativos. Los clientes van de un terapeuta a otro sin conseguir alivio. Sólo cuando se emplea el método adecuado el ente desaparece.

También tenemos la experiencia que tienen las personas de Clairvision al despejar un ente. Para ellos, un ente es algo extremadamente tangible. Despejarlo del cliente puede ser un trabajo duro. Cuando el ente se ha sacado, el entista (persona capacitada para realizar una extracción de entes de manera profesional) está manteniendo con su consciencia una energía muy particular, el equivalente no físico de un animal.

Algo que los entistas de Clairvision conocen bien es que a menos de que sea implementado un despejo adecuado, es poco probable que el cliente mejore. Con los entes, el sólo decirle al cliente "Tu has sanado" simplemente no funciona. La extracción de entes sigue un proceso basado en una técnica. Mientras la "cosa" permanezca adentro, los síntomas persistirán, y es sólo hasta el momento en que es despejada, que los pacientes mejoran

No hay duda de que las mentes racionalistas encontrarán maneras de analizar críticamente cada uno de estos argumentos, especialmente aquellas que nunca han sido afectadas por un ente.

De la misma manera, no es raro ver clientes con entes que desconfían por completo en los entes hasta que pasan por un proceso de IST y encuentran que tienen uno.

La actitud de Clairvision es que tanto con entes como con otras cuestiones relacionadas con la consciencia, sólo la experiencia directa puede dar como resultado pruebas tangibles.


¿Son seres malignos los entes?

Después de miles de observaciones hechas por los entistas de Clairvision, se encontró que la inmensa mayoría de los entes no son demoníacos ni malignos. Simplemente son parásitos.

Tomemos la metáfora de una composta o abono. Las compostas están hechas para producir descomposición. Están llenas de bacterias. Mientras más bacterias tengan, mejor será el abono.

Ahora supongamos que esa misma bacteria se anida en el sistema de una persona. Digamos que en el tracto digestivo. Entonces, esta persona tendrá un problema y a menos de que la bacteria sea eliminada, la persona no tardará en enfermarse.

¿Podríamos decir que las bacterias son resultado de fuerzas del mal? ¡Claro que no! No son demoníacas, simplemente están en el lugar equivocado.

En el caso de una composta, las bacterias son un elemento esencial, ¡indispensable! Sin estos procesos de descomposición encontrados en los abonos, no existirían los ciclos en la naturaleza: no habrían frutas, cultivos y por lo tanto, ¡seres humanos!


Dice usted que los entes no son seres malignos. ¿Cómo reconcilia esto con lo que algunas personas reportan como entes demoníacos?

Los entes tienen una naturaleza camaleónica.

Una vez que usted haya identificado a un ente, este intentará hacerle pensar, de cualquier manera posible, que usted no puede vivir sin él y que es tan poderoso que no existe posibilidad alguna para que se deshaga de él.

La razón es simple: si despeja al ente, este pierde la conexión con el sistema de soporte que le da vida. Los fragmentos (la categoría más común de entes) no pueden sobrevivir por sí mismos. En la mayoría de los casos, cuando un fragmento es expulsado del anfitrión, su única oportunidad de supervivencia es encontrando otro anfitrión en un plazo de días o semanas.

Es decir que cuando el cliente se pone conscientemente en contacto con el ente, éste estará listo para recrear todo tipo de juegos para "extender su visa", por decirlo de alguna manera. Déle una pista al ente, y este la seguirá. Pregúntele, ¿eres malvado? y le contestará: ¡Por supuesto, más malvado de lo que puedas imaginarte! Pregúntele, eres mi guía espiritual, y contestará como si fuera su guía espiritual. Pregúntele, eres un extraterrestre y responderá inmediatamente desde la memoria del cliente para fabricar toda serie de historias de seres de otros mundos.

En el estilo de trabajo de Clairvision, los entes son reducidos a su denominador más pequeño. No se les da mucha oportunidad de construir historias. Sus deseos son analizados con la menor cantidad de adornos posible, manteniendo la parte de los cuentos e historias al mínimo. Después de este proceso son extraídos.


¿Quiere decir que no existen tales cosas como fuerzas de la oscuridad o la maldad pura?

No, de ninguna manera. La existencia de fuerzas del mal ha sido descrita por todas las religiones del mundo: Hinduismo, Budismo, Cristiandad, Islam, y algunas otras. Y en su exploración sistemática de las entidades no físicas, los terapeutas de Clairvision han encontrado cierto número de seres negativos, para los cuales el término fuerzas oscuras podría aplicarse.

Sin embargo, estos seres generalmente son de cierta magnitud. Su principal interés es crear destrucción a gran escala. Trabajan infiltrándose en los sistemas legales y financieros, la milicia o en los partidos políticos. Pero para ser sinceros, no creo que quisieran preocuparse demasiado en provocarle diarrea y antojos de comida dulce a José López.

Aquí es en donde una película como Devil's Advocate (El Abogado del Diablo) con Al Pacino y Keanu Reeves muestra gran realismo al representar a las fuerzas del mal como candidatos de primer nivel. En ella Al Pacino explica, "Si tenemos posesión del sistema legal, lo tendremos todo." Esto es lo que las fuerzas del mal están buscando, no mujeres en plena pubertad y seminaristas católicos.

Es por esto que los terapeutas deben actuar con gran cautela con pacientes que creen estar poseídos por fuerzas del mal.


Síndrome de posesión versus desórdenes psicóticos

Un acercamiento racional al fenómeno de los entes implica reconocer que no todos los problemas de salud físicos o mentales son causados por entes. En ciertos casos, los pacientes pueden adjudicarle sus problemas a entes o espíritus malignos, cuando en realidad el problema no tiene nada que ver con una posesión.

En particular, las posesiones por entes deben ser diferenciadas de episodios psicóticos en donde los pacientes afirman ser hostigados por espíritus o fuerzas del mal.

En un episodio psicótico, la química del cerebro está fuera de balance, dando como resultado alucinaciones. La personalidad está en caos.

Existen algunos casos en donde los pacientes con desórdenes psicóticos tienen verdaderas percepciones no físicas. Pero, en muchos otros casos, estos pacientes simplemente se están engañando a sí mismos. No hay presencias no físicas detrás de sus desórdenes mentales.

El escuchar voces, en particular, no necesariamente significa que exista un caso de posesión. Es posible que exista algun desorden psicótico en donde no existen entes.


Voces, entes y desórdenes psicóticos

Contrario a lo que se dice, las voces no son una manifestación muy común en el síndrome de los entes. Esto en base a las miles de observaciones recopiladas en Clairvision School.

Muchos pacientes con entes pueden en algunas ocasiones entablar un diálogo imaginario con éstos. Pero esto es más que nada un intercambio de pensamientos. El ente puede provocar que salgan a la consciencia pensamientos, emociones o deseos. Esto es bastante diferente a lo que podría ser el escuchar voces reales.

Sólo un pequeño porcentaje de entes se manifiestan como voces. Por el otro lado, un porcentaje elevado de pacientes que dice oír voces no sufre del síndrome de los entes, si no más bien de ilusiones psicóticas.

Con los pacientes psicóticos, aún cuando exista un ente, el ente no es el problema en sí. El verdadero problema es el estado mental caótico. Los entes pueden infiltrarse en un estado psicótico, pero usualmente este no es el caso.

Por ejemplo, tomemos una psicosis como aquella generada por la esquizofrenia. La esquizofrenia afecta al 1% de la población. El porcentaje es el mismo para los diferentes países del mundo, sin importar el contexto cultural o las condiciones sociales, y no se debe a factores externos tales como entes. Sin embargo no es raro que los pacientes con esta enfermedad hablen con ángeles, espíritus o demonios.

De hecho, cuando un entista trabaja con pacientes psicóticos, este desearía que fuera un ente la verdadera causa del problema, porque de ser así, el paciente mejoraría notablemente en cuanto el ente fuera despejado. Desafortunadamente, este no es el caso. Los desórdenes psicóticos tales como la esquizofrenia, están relacionados con un desequilibrio en la química cerebral y no pueden ser corregidos a través de manipulaciones energéticas.


¿Cómo se ven los entes?

Los entes existen en un nivel de consciencia en donde las formas no son fijas.

Además, su naturaleza es camaleónica. El mismo ente puede aparecer con diferentes formas según sea la persona. Así, de un día para otro, puede verse de diferente forma para la misma persona.

Cuando a los clientes se les pide que dibujen entes, ellos dibujan una variedad de formas, desde insectos o animales grotescos hasta monstruosas caras. Sin embargo, estas formas deben ser entendidas como símbolos más que hechos. Reflejan lo que el ente significa para el cliente, más que su apariencia verdadera.

Después de pasar por un entrenamiento sistemático de la percepción, las personas de Clairvision School que trabajan con entes, pueden detectarlos como parches oscuros en la energía del cliente. En la mayoría de los casos los entes son escurridizos, ya que intentarán hacer que su presencia pase desapercibida. (La mayoría de los entes sólo quieren permanecer cómodamente anidados dentro de su anfitrión, disfrutando de las emociones y la fuerza vital del mismo.)

En niveles no físicos, por lo general existe confusión sensorial, lo que quiere decir que no es fácil distinguir entre luces, colores y olores. Los entes pueden algunas veces percibirse como olores no físicos sobre-impuestos en la energía del cliente.

Esto ocurre también en las casas. Con el suficiente entrenamiento, usted también puede aprender a percibir olores no físicos que revelan la presencia de un ente al entrar en una casa o al dar un paseo por el campo.

Los entes también pueden percibirse como diferentes símbolos tales como formas geométricas.


¿Qué es lo que los entes quieren de los seres humanos? ¿Por qué los parasitan?

La mayoría de los entes son fragmentos: partes de una consciencia sin un sistema propio de soporte de vida. A menos de que encuentren un anfitrión, acabaran convirtiéndose en polvo, parte del ciclo natural de la composta energética.

Un fragmento sólo tiene la posibilidad de extender su vida si encuentra una persona o un animal en donde anidar. Si esto sucede, tomará energía del anfitrión contínuamente, resultando en síntomas como fatiga y posiblemente enfermedad.

Además de apoderarse de la fuerza vital de su anfitrión, los entes también disfrutan de las emociones, deseos y placeres sensuales. Esto les produce cierta excitación y los hace sentir que están vivos.

Los fragmentos por lo general acarrean el deseo de la persona de la que provienen. Por ejemplo, un fragmento que se ha desprendido después de la muerte de una persona que toma mucha cerveza, provocará grandes deseos de tomar cerveza. Es muy común que este fragmento flote en lugares como bares en donde encontrará a un anfitrión que le guste tomar cerveza en grandes cantidades. Si el fragmento puede anidar en uno de los clientes que frecuentan ese lugar, provocará que el anfitrión constantemente pida cerveza, súper-imponiendo sus propios deseos sobre los del anfitrión.

Lo mismo aplica en el caso de las drogas en general, y en el caso de cualquier intoxicación causada por alguna sustancia.


¿Acaso las personas se sienten poseídas cuando tienen un ente?

Los entes son expertos en camuflaje. Su influencia es caprichosa. Mandan impulsos en forma de pensamientos o deseos que parecen provenir de las profundidades del inconsciente del cliente.

Es decir que los entes sí interfieren con la conciencia del cliente. Influencían muchas de las elecciones y decisiones de la persona. Y mientras los clientes no pasen por un proceso como IST, es muy común que no tengan idea de que están contagiados con parásitos. Podría decirse que los entes envenenan el libre albedrío. Sin embargo, el término "estar poseído" conlleva asociaciones dramáticas que tienden a distorsionar los hechos. Sería más apropiado utilizar palabras tales como deseos compulsivos, adicciones y confusión interna.

Por supuesto, se pueden encontrar casos severos de algún desorden de la personalidad múltiple, en donde el ente empuja a una persona a cometer crímenes violentos. Pero poner todo el enfoque en estas excepciones sería como sugerir que las personas mueren de tétanos cada vez que se cortan con un cuchillo de cocina.


¿Es posible que el desorden de la personalidad múltiple este relacionado con los entes?

Los entes facilitan el síndrome de la doble personalidad. Tienden a darle a las personas una naturaleza dual ya que los deseos de los entes están sobre-impuestos en aquellos de las personas.

Algunas veces los deseos de ambas partes se refuerzan, como en el caso del bebedor de cerveza que atrapa un ente en un bar y después quiere beber mas cerveza que nunca.

En muchos casos esto es lo que los entes hacen: se enfocan en una tendencia latente, o no tan latente, de la persona y la acentúan. La intensifican lo que hace que la persona tenga mayor dificultad para lidiar con el ente.

Lo mismo podría decirse de los desórdenes de la personalidad múltiple (DPM). Un ente por sí mismo es raro que cause un DPM.

Sin embargo, para alguien que ya tiene una tendencia hacia una doble personalidad, atrapar un ente provocará que las cosas empeoren.

Los entes producen impulsos repentinos que el paciente no reconoce como provenientes de un parásito foráneo, pero hacen que las personas crean que les pertenecen a ellas mismas. En el caso de alguien con un desorden de la personalidad múltiple le será muy difícil identificar un ente y por lo tanto actuar en contra del mismo para liberarse.


¿Es posible que los entes sean extraterrestres o algo de orígen alienígena?

De las personas que dicen tener algún ente, aquellas que mencionan tener cierto tipo de implante responden bastante bien cuando éste es despejado.

Particularmente en los E.U.A., mucha gente siente tener algún tipo de implante de origen alienígena. En muchos casos, estos implantes no son físicos.

Es interesante observar que el fenómeno es más común en los Estados Unidos que en Australia. En un boletín con fecha de marzo del 1999, el Dr. William Baldwin del Centro para las Relaciones Humanas en Florida, notó que la mitad de sus pacientes con entes habían descubierto que tenían adherido algo de tipo extraterrestre. Por la misma fecha, menos del 2% de los clientes de Clairvision en Australia reportaron tener adherencias relacionadas con seres alienígenas.

En muchos casos, el proceso de extracción de entes hace maravillas con el fenómeno de los implantes. Cualquiera que sea su orígen, los clientes reportan que después de que el implante ha sido liberado, este, y cualquier otro vínculo a presencias extrañas, desaparece. Con los implantes, así como con otros tipos de entes, la experiencia de las personas que practican las técnicas de Clairvision ha sido que la presencia foránea no regresa después de la extracción.

En cuanto a la pregunta "¿Son algunos de estos entes extraterrestres?", uno de los factores que hace difícil el dar una respuesta concluyente a ésta pregunta es la naturaleza camaleónica de los entes. Como hemos visto anteriormente, en casi todas las culturas, los terapeutas y sanadores han encontrado entes. Sin embargo sus descripciones son diferentes, muchas veces reflejando sus propios valores culturales.

Al mirarlo de este punto de vista, podemos constatar que la investigación de entes hecha por Clairvision también refleja esta realidad. Australia es una cultura sin mucha bulla. Así mismo sucede que tanto los clientes como los entistas australianos de Clairvision encuentran entes sin demasiados adornos, que de igual manera extraen sin demasiado alboroto.

Dejando a un lado éstas observaciones divertidas, si hay alguna cosa que ha surgido de la exploración de los entes en Clairvision es que nunca hay que creer lo que nos dicen. Los entes existen en un nivel cambiante y fluido. Pueden fácilmente modificar su apariencia y camuflajearse para no parecer ser algo ajeno a la persona. Están dispuestos a jugar todo tipo de juegos y siempre están buscando que otros participen en los mismos porque así tiene mayores posibilidades de sobrevivir.


¿Es posible que los animales tengan entes?

No es del todo extraño que algunos fragmentos aniden en animales.

Los fragmentos sólo quieren sobrevivir, por lo que no discriminan mucho.

Además, los mecanismos de defensa de los animales no son tan especializados como aquellos de los seres humanos, por lo que es mas fácil que un fragmento se adhiera a un animal que a un ser humano.


¿Cómo puedo saber si mi mascota tiene un ente?

Atrapar un fragmento puede causar un cambio repentino en el comportamiento de los animales. Por ejemplo, si un perro es tranquilo y de pronto se vuelve agresivo, esta reacción podría deberse a que ha contraído un fragmento.

Otro ejemplo podría ser cuando el animal se enferma gravemente después de mudarse a otra casa.

En casos como este, los terapeutas de Clairvision han despejado entes, en mascotas o en casas, con bastante éxito, devolviéndole su estado normal al animal.

Sin embargo, tanto con animales como con humanos, los entes no deberían ser chivos expiatorios de todos los problemas. Los entes, a comparación de los malos comportamientos, no están en todas partes.


¿Acaso todas las personas tienen entes?

No, no todas las personas tienen un ente. ¡Los entes no están en todas partes! Lo que significa que no es necesario desarrollar una fobia hacia ellos o el tratar constantemente de buscar protección en su contra.

Las personas con tendencias neuróticas a la hipocondría pueden estar seguras de este punto. En situaciones normales, hay muchas menos probabilidades de atrapar un ente que, por ejemplo, de verse afectados por una infección viral o bacteriana.

Las personas pueden contraer bacterias o virus todo el tiempo a través del aire que respiran o de la comida que consumen. No es el caso de los entes.

El sistema humano tiene mecanismos energéticos bastante sólidos que no permiten la penetración de presencias foráneas. Es sólo en casos excepcionales que la infiltración de un ente es posible.


¿Cómo puede un individuo atraer a un ente?

En circunstancias normales, el sistema humano está protegido contra la infiltración de energías extrañas y entes a través de un sistema de defensa especialmente eficiente. Es por esto que no es necesario preocuparse por implementar mecanismos de protección adicionales. La naturaleza se encarga de esto por sí misma. El hecho es que las personas no atrapan entes sin haber una buena razón. Es sólo cuando las defensas naturales del organismo están sobrecargadas que un ente tiene la oportunidad de entrar.

Hay sin embargo, un número de situaciones en las que un colapso del sistema de defensa natural puede ocurrir:

En el caso de traumas o episodios violentos. Por ejemplo, en un accidente automovilístico, o durante una guerra si las bombas vienen directo hacia usted. También durante los terremotos u otros desastres naturales.

Un colapso en los mecanismos de defensa también puede darse en el caso de personas muy enfermas cuya energía está en niveles muy bajos. Por ejemplo, en el caso de una enfermedad crónica o después de perder un litro de sangre en un accidente.

Durante una anestesia general las personas pasan por un colapso total o casi total de sus sistemas de defensa energéticos. Los cirujanos ponen mucha atención en factores físicos como la higiene, pero tristemente, dejan a un lado los factores energéticos. El resultado es que cierto número de personas pescan un ente durante un procedimiento quirúrgico.

La intoxicación por drogas o alcohol puede producir un colapso temporal de los mecanismos de defensa naturales. Los alcohólicos y las personas que recurren a drogas narcóticas o recreativas forman parte del grupo de alto riesgo.

Otra situación en la que los mecanismos de defensa naturales se colapsan es cuando las mujeres dan a luz. En algunos casos, después de que la placenta ha sido expulsada, puede suceder que algunas energías de esa placenta se queden adentro, convirtiéndose en algo muy parecido a un ente. Por estas razones, en los meses posteriores a un parto o aborto, es una buena idea el hacerse una revisión con una persona capacitada para despejar entes.


¿Cúal es la relación entre un aborto y el síndrome de los entes?

Un feto no sólo está compuesto de materia física. También está hecho de elementos energéticos.

Durante un aborto, la parte física del feto es eliminada. Pero, la parte energética algunas veces se queda dentro del abdomen de la mujer.

Este es uno de los mecanismos típicos por el cual un ente se forma. Y puede ocurrir después de la terminación de un embarazo.

Si el ente puede ser detectado y despejado desde el principio, entonces no habrá consecuencias. Sin embargo, si al ente se le permite quedarse, con el tiempo puede ser responsable de todo tipo de problemas ginecológicos, que van desde una tensión premenstrual hasta tumores abdominales.

Es por esto que después de un parto o de un aborto, se recomienda hacerse una revisión con una persona que tenga un genuino conocimiento del tema de los entes.


¿Son los niños más vulnerables a los entes que los adultos?

Sí, son más vulnerables por varias razones.

Primero que nada, su sistema energético no tiene el mismo vigor que aquel de los adultos.

Después, los niños no tienden a racionalizar. Pueden sentirse aterrorizados por cosas tales como un adulto gritándoles, o simplemente un perro enorme corriendo detrás de ellos. Los traumas psicológicos en los niños pueden causar un colapso completo de los sistemas de defensa que los adultos solamente experimentarían en el caso de una situación muy grave.

En tercer lugar, los niños pueden a veces invitar a los entes a que les hagan compañía. En ese momento, simplemente parecerá como un amigo imaginario, pero en la realidad, puede ser un fragmento común u otro tipo de ente. Podrían pasar años antes de que la persona se diera cuenta de que hay algo que no está bien.


¿Qué le pareció la película Los Cazafantasmas (Ghost Busters)?

Nos encantó. Nos hizo reir.

Como practicantes del método de Clairvision lo que apreciamos de esta película es que le quitaron el carácter de superstición al tema, agregándole un punto de vista humorístico. Lo que se necesita es que se le permita al público ver a los entes como un fenómeno común y corriente y no como algo que tenga que producir histeria.

Si consideramos otras películas que tocan este tema, las películas en la misma línea de 'El Exorcista', podemos ver que son contraproducentes ya que tienden a poner las ideas equivocadas en las mentes de los individuos. Es decir, ideas de personas que son atacadas físicamente por entes y que además le gritan locuras a un padre católico. Los entes no son así.

Se causa mucho daño al propagar este tipo de ideas. La gente seria tiende a hacer caso omiso del fenómeno de los entes. Como resultado, millones de personas cuyos problemas psicológicos o físicos han sido causados por entes, permanecen sin los cuidados apropiados.


¿Qué tipos de padecimientos pueden ser causados por un ente?

Todos los entes son parásitos que drenan la fuerza vital del huésped. Esto puede resultar en una variedad de síntomas como fatiga y falta de energía. Esta disminución de la vitalidad actúa como un factor que facilita la generación de casi cualquier enfermedad.

Además del efecto general, los entes por lo general producen efectos locales. Se anidan en una parte del cuerpo en donde interfieren con la circulación normal de la energía (energía como aquella del qi en la mediciona tradicional China). Esto puede dar como resultado una variedad de síntomas, desde dolores de cabeza y síndromes premenstruales, hasta problemas más severos como abortos o tumores.

Aquí habría que hacer énfasis en dos puntos:

No todos los desórdenes físicos son causados por entes. Sería ridículo utilizarlos como chivos expiatorios para todos los problemas humanos y viceversa. Sólo una pequeña fracción de las enfermedades son causadas por entes.

Al contrario, no todos los entes causan enfermedades. Muchos entes se limitan a drenar la energía y a provocar cierta interferencia psicológica (como despliegues emocionales, antojos de comida dulce o tendencias al abuso de alcohol, tabaco u otras drogas).


¿Puede un ente causar cáncer?

Los entes, debido a su efecto local y general, pueden facilitar o causar cualquier enfermedad.

Sin embargo, con esto no quiero decir que sean la única causa de la enfermedad. El sistema humano es notablemente sólido. Para que una enfermedad comience, por lo general existe una combinación de factores.

De entre las miles de observaciones de casos de entes hechas en Clairvision, se ha encontrado que en algunas casos el cáncer desapareció después de despejar un ente.

Pero, sería absurdo el creer que el cáncer en general puede ser removido de la misma manera que un ente. Para empezar, la mayoría de los tipos de cáncer no tienen nada que ver con entes. Y aún cuando existan aquellos casos relacionados con uno, se debe tomar en cuenta que el cáncer es un desorden importante de la salud. Con la excepción de algunos casos, el extraer un ente no será suficiente para que la enfermedad desaparezca.

Lo que si se puede decir, es que, si un cáncer es causado por un ente, entonces es poco probable que el cáncer pueda ser curado por completo sin haber removido al ente. Aquí el ver la situación desde un punto de vista puramente físico sólo se encargaría de tratar las consecuencias y no las causas de la enfermedad. Tanto la cirugía, como la radio y quimioterapia no serán suficientes. A menos de que el ente sea despejado apropiadamente, el riesgo de recurrencia es muy alto.

Lo mismo aplica en otras enfermedades. A menos de que se le dé tratamiento a la causa, ¡por supuesto que la enfermedad volverá!

Por esta razón los clientes con entes tienen que recurrir a tantos tipos de terapeutas antes de que puedan encontrar a alguien que pueda resolverles su problema.


¿Cuáles son los desórdenes de la salud que pueden ser curados cuando se extrae un ente?

Antes de responder a esta pregunta, es necesario repetir una y otra vez que no todos los desórdenes de la salud son causados por entes, y que la mayoría de los entes nunca causan desórdenes en la salud.

Con esto dicho, casi cualquier desorden puede ser causado o relacionado a un ente.

En algunos casos, despejar el ente puede tener un efecto milagroso. En cuestión de días, todos los síntomas desaparecen y nunca regresan. Los terapeutas de Clairvision han tenido éxito en numerosas ocasiones en casos de personas con fibromas, quistes abdominales, problemas menstruales, problemas en la espalda, asma, migrañas y otros.

Sin embargo, aún cuando sean causados por un ente, muchos desórdenes físicos no se curarán con sólo remover al ente. La razón es que las enfermedades físicas tienden a ganar impulso propio. Después de cierto nivel, el quitar a la causa no física, podría no ser suficiente.

Por esto es preferible remover al ente antes de que cause desórdenes físicos. Pasan muchos años hasta que un ente empieza a ser la causa de un desorden físico. A través de la detección y extracción durante esta fase de latencia silenciosa, es posible evitar muchos problemas.


¿Cuáles son los síntomas que sugieren la presencia de un ente?

No hay síntomas que puedan asegurar que alguien tenga un ente.

Hay síntomas que pueden asociarse con la presencia de un fragmento, por ejemplo: antojos o tal vez síntomas que reflejen una disminución de la energía causado por entes. Puede encontrar una lista detallada de estos síntomas en el libro Entes, Parásitos del Cuerpo Energético.

Sin embargo, estos síntomas por sí mismos, no son suficientes para diagnosticar la presencia de un ente. De igual manera, muchas personas tienen antojos y una tendencia a abusar del alcohol. ¡Gracias a Dios que no todos ellos tienen entes!

Los entes no están en todas partes. No es necesario adquirir una fobia en su contra.


Usted dijo que los niños son más vulnerables a los entes que los adultos. ¿Hay alguna pista que me ayude a descubrir si mi hijo tiene un ente?

Una cosa muy cierta acerca en torno a los entes es que los problemas que generalmente causan, no ceden ante diferentes tipos de tratamientos, excepto una extracción del parásito energético. Aún cuando los síntomas se reduzcan, tienden a reaparecer en algun otro lugar y de alguna otra manera.

Es así que si su hijo tiene un problema psicológico o de salud que ningún terapeuta o médico pueda resolver, es posible que se deba a un ente. Un ejemplo podría ser, si su hijo sufriera de alergias en la piel y ha visitado todo tipo de dermatólogos, homeópatas y naturópatas y nada da resultado.

También podría pensar en consultar a un entista cuando los niños tienen constantes problemas de salud. Por ejemplo, problemas que surgen en el momento en que otros se han curado.

Sin embargo, con problemas congénitos, es poco probable que una extracción pueda hacer la diferencia.

Una situación que podría dar pistas acerca de la posibilidad de un ente, es cuando un niño sufre un deterioro repentino de la salud o en su conducta, especialmente si esto sucede después de un trauma, una mudanza o la muerte de un familiar.

Un caso típico es cuando un niño se vuelve miope en los meses posteriores a la muerte de un familiar cercano. Es aquí cuando es primordial consultar primero a un entista y no al oculista. Si el problema es debido a un ente, y el ente es despejado, entonces el infante no necesitará el uso de lentes.

Los entes pueden causar problemas como el Trastorno Hiperactivo del Déficit de la Atención, pero vuelvo a lo mismo, los entes no pueden ser culpados cada vez que un niño tiene conductas difíciles.


¿Cómo pueden las personas protegerse de los entes?

Antes de responder debo hacer énfasis en que esta pregunta se hace generalmente sin haber entendido que los entes no son algo de lo que debamos estarnos protegiendo constantemente. Este no es el caso. ¡No se puede pescar un ente como se pescaría un resfriado!

El sistema humano tiene cierto número de mecanismos de defensa en los que, bajo circunstancias normales, lo protegen de cualquier infiltración.

Esta no es razón suficiente para desarrollar una fobia. Ud. no puede atrapar un ente con sólo saludar a alguien de mano, comer en un restaurante o utilizar el transporte o los baños públicos.

Sólo ocurre en situaciones de alto riesgo, cuando hay un colapso de las defensas en el sistema humano, que las personas se tornan vulnerables a la infiltración de un ente.

Una manera simple de protección es comprendiendo cuales son las situaciones de alto riesgo. Y cuando una situación de este tipo se presente, pueda consultar a un especialista.

Algunas personas dirán que la mejor protección en contra de los entes es desarrollando visión interior y siguiendo un camino espiritual, como aquél disponible a través de los cursos por correspondencia de Clairvision School (Knowledge Tracks). Esto es cierto, sin embargo, el miedo y la necesidad de protección no son los motivos correctos para seguir un camino espiritual. La protección síquica es resultado de un trabajo personal, pero no es de lo que se trata la espiritualidad.

Por ende, uno podría ver una analogía con el proceso IST de regresión y terapia de vidas pasadas. Los clientes que pasan por las curaciones más espectaculares en IST son generalmente personas que no están intentando sanar un problema físico, pero que tienen un deseo genuino de trabajar con ellos mismos y de conocerse mejor. Siguiendo esta línea, no existe mejor protección que buscar la verdad. Las personas que están buscando protección sólo por buscarla, por lo general terminan atrapados en los niveles astrales más bajos. Las personas que buscan la verdad, encuentran luz espiritual verdadera y como bono extra, no tienen que preocuparse por encontrar protección.


¿Cómo puedo saber si tengo un ente?

¿Cómo puede saber si tiene un agujero en la muela? ¡Acudiendo al dentista!

De la misma manera, si necesita saber si tiene un ente, le recomiendo que consulte con un entista reconocido.

La extracción de entes es un asunto técnico que no debe intentarse sin la capacitación y entrenamientos apropiados.

En cuanto a descubrir si tiene un ente, esto es lo que hace un terapeuta de Clairvision:

Primero, utiliza una técnica llamada IST, que le permite entrar en un estado de relajación y expansión de la percepción poniéndo así al cliente en contacto con su propio espacio interno de consciencia.

A través de un procedimiento bien definido, el entista lo lleva por una exploración paso a paso, en la que Ud. percibe si el problema psicológico o físico está relacionado con un ente.

Esta es la dirección que tienen todas las técnicas de Clairvision, el conseguir que las personas vean por si mismas, y conozcan por sí mismas.

En el caso de que existiera un ente, Ud. sentiría su presencia y sería capaz de evaluar que interferencias le causa (pensamientos indeseables, emociones, tentaciones, problemas de salud, etc.).

Al ser capaz de sentir la presencia de un ente, Ud. también será capaz de percibir cuando se va, durante el proceso de extracción. Después de éste, Ud. probablemente sentirá que algo cambió en su interior. La presencia revelada a través de IST ya no será percibida como estando dentro de Ud.


Después de la muerte de un familiar cercano ¿cómo puedo aminorar el riesgo de atraer un fragmento?

Después de la muerte de un familiar, la tradición hindú recomienda evitar dietas con alto contenido de proteína y comidas dulces. Una adaptación occidental que sigue el mismo principio es el limitar el consumo de carne y productos dulces al mínimo. Los excesos y la glotonería (cualquiera que sea el tipo de comida)harán que una persona sea más vulnerable. Por supuesto que esto suele suceder en los momentos en que los individuos recurren como consuelo con más frecuencia al consumo de chocolate y comida chatarra.

En estos casos, Ud. también deseará alejarse de las drogas y el alcohol, por lo menos durante tres meses. Todo tipo de intoxicación dará como resultado el que su sistema de defensa sea más vulnerable. El estar ebrio o bajo la influencia de las drogas, lo dejará totalmente vulnerable ante la posible infiltración de un ente.

Conviene también evitar trabajar excesivamente y agotarse en extremo. Descanse lo más que pueda.

Es un período en el que querrá estar alerta, especialmente con los niños. Cualquier cambio notable en su conducta deberá verse como un posible indicio de que han atraído un fragmento.

Y si noto algo raro, ¿qué puedo hacer?

Simplemente consulte a un entista. Mientras más pronto se extraiga un ente, más simple será el proceso.

Recuerde, en la mayoría de los casos, la extracción de un ente no es nada del otro mundo. ¡Y definitivamente no es tan malo como una sesión con su dentista!


Durante una cirugía, antes de una anestesia general, ¿hay algo que pueda hacer para protegerme de los entes?

¡Es difícil contestar esta pregunta!

Primero los hechos:

Durante una anestesia general, Ud. será despojado de sus mecanismos de defensa naturales. Esto durará tanto como Ud. este inconsciente. Después, especialmente en el caso de una cirugía mayor, Ud. estará más vulnerable de lo usual. Esta vulnerabilidad durará por un periodo de días o semanas. Es decir, los hospitales no son los lugares más limpios en cuanto se refiere a energías nocivas y entes.

Por lo tanto lo que puede hacer es:

Pedirle a un amigo que lo acompañe y esté con Ud. lo más pronto posible después de la operación. Es mucho mejor si la persona ha seguido algún tipo de entrenamiento energético como aquel ofrecido dentro de los cursos de correspondencia de Clairvision.

No extienda su estancia en el hospital por más del mínimo recomendado por su doctor. Viéndolo desde este punto de vista uno no puede más que aplaudir el hecho de que muchos de los procedimientos quirúrgicos, aún cuando involucren el uso de anestesia general, se hacen en pacientes que no necesitan hospitalización y que llegan en la mañana y pueden salir por la tarde.

En el transcurso de las semanas o meses posteriores a la cirugía, es recomendable ir a una revisión con un especialista en entes. De esta manera no importará que haya pescado una energía negativa o aún un ente, ya que éste podrá extraerse.

En los cursos avanzados por correspondencia de Clairvision (Knowledge Tracks of the Vision Path), se les enseña a los estudiantes una técnica llamada Procedimiento de Anestesia General (GAP, por sus siglas en inglés) Esta puede aplicarse en personas que hayan formado un coro, es decir un grupo de trabajo basado en las técnicas de Clairvision. Si Ud. ha sido parte de un coro por algún tiempo, entónces durante la anestesia los otros miembros del coro pueden utilizar el GAP para contener su energía, lo que disminuye en gran medida los riesgos de atraer a un ente.

Sin embargo, GAP es una técnica que no puede ser improvisada por principiantes. Para que tenga un verdadero efecto, debe ser implementada por y para personas que hayan seguido por varios años las enseñanzas de Clairvision.


¿Esto significa que entonces debería evitar tener una cirugía?

No, por favor ¡no regresemos a la época de las cavernas!

Las técnicas modernas de cirugía pueden hacer maravillas en muchos casos en los que otros tipos de terapias y sanaciones no han logrado mucho.

Por supuesto, no querrá tener una cirugía más frecuente de lo que en verdad la necesita. Cuando un cirujano recomienda una operación, más vale pedir una segunda opinión.

Pero una vez que se ha definido que la operación es la mejor opción para ayudar a una persona a recuperar su salud, entonces sería algo tonto el negarse sólo por miedo a atrapar un ente.

El propósito de estos conocimientos no es el de crear ansiedad, si no el de hacer que los miedos se desvanezcan. El saber que un ente existe y el saber cuales son las situaciones de alto riesgo, le permitirá adoptar una actitud racional y buscar ayuda de un profesional en caso de ser necesario.

Por lo general, cuando los entes son despejados desde el principio no crean ningún daño.


¿Es posible atrapar un ente al tener relaciones sexuales?

No, realmente no. Gracias a Dios los entes no van saltando de persona en persona.

Si es cierto que hay una apertura energética durante las relaciones sexuales, pero no es tan grande como para atrapar entes.

Sin embargo, la situación podría ser diferente para personas que tienen más de un compañero. Cuando una persona tiene relaciones sexuales, esto crea una huella en la energía del abdomen. No hay nada malo con estas huellas o impresiones energéticas ya que se van desapareciendo con el tiempo. Pero, después de períodos largos de tiempo en los que una persona tiene más de un compañero, estas huellas se multiplican y las energías primordiales se empiezan a debilitar. Esto podría provocar que la persona esté más propensa a atraer energías foráneas y entes.

De acuerdo a la medicina China e India, otra situación que puede causar el debilitamiento de las energías esenciales o primarias es cuando los hombres eyaculan abundantemente (aunque solamente se tenga una misma pareja). En los textos Chinos y Sanscritos de la antigüedad, el semen se considera como la esencia de la energía- algo extremadamente valioso que los hombres deberán intentar preservar. Pero, aún cuando ambas filosofías están de acuerdo con este principio, llegan a conclusiones muy diferentes para lograr esta meta. Mientras en los textos Sanscritos se apoya el celibato, los Taoístas de la China elaboraron todo un sistema de sexualidad que se basa en evitar la eyaculación.

Si le interesa conocer más acerca de la parte energética de la sexualidad, puede encontrar muchas explicaciones y técnicas en los cursos por correspondencia (Knowledge Tracks of the Vision Path).


¿Por qué no puedo deshacerme de un ente por mi cuenta? ¿Porqué tengo que depender de un especialista?

Cuando usted necesita atención dental, es común que acuda a un dentista. Si usted necesita una cirugía de corazón, entonces consulta a un cirujano. No va y le pide a su vecino que arregle el problema en la mesa de la cocina.

De la misma manera, el despejar a un ente es algo sumamente técnico. Cuando una persona cualificada y entrenada lleva a cabo el procedimiento, la técnica es como cualquier procedimiento normal. Pero, si una persona no cualificada lo intenta, podría ocurrir un desastre.


¿Quiere decir que algo malo podría pasar al remover a un ente?

El despejar a un ente de la manera en que Clairvision lo hace, es una experiencia muy bella y llena de paz. Es decir que no hay mucha bulla, nada dramático, sin tomar en cuenta la cualidad de luz tan mágnifica hacia donde es enviado el ente.

Sin embargo, ésta es la razón por la que los entistas se han entrenado por años, durante los cuales han aprendido una gran variedad de técnicas de sanación, meditación y auto-transformación.

Cuando una persona no sabe exactamente que es lo que está haciendo, varias cosas podrían ir mal. ¡Bastante mal!

Primero que nada, el ente podría intentar despistarlo, haciéndole creer que es una fuerza del mal, un guía espiritual, un extraterrestre, en fin, cualquier cosa que la mente este dispuesta a creer. En lugar de extraer al ente, esto lo puede llevar a crear cualquier cantidad de fantasías.

Segundo, despejar un ente requiere que la persona tenga cierto poder de consciencia. Sin este poder, el ente simplemente no se irá. Peor aún, se podría llegar a mover a niveles más profundos en donde sería más difícil desalojarlo. Por ejemplo, si por error se le permite a un ente moverse al centro del corazón del cliente, el resultado podría ser una severa depresión. Y así muchos otros padecimientos podrían resultar por errores como éste. Además, hay muchos casos en los que los errores ni siquiera se pueden reconocer inmediatamente ya que podrían pasar años antes de que padecimientos físicos o mentales pudieran observarse. Sería como una pesadilla: el cliente piensa que el ente se ha liberado, cuando en realidad se está escondiendo en lugares aún más profundos.

El tercer punto a considerar es que el extraer un fragmento no es suficiente. El fragmento deberá romperse, disolverse y convertirse en polvo. Si esto no se hace de la manera adecuada, hay un riesgo de que el fragmento se precipite sobre el primer huésped disponible. Este podría ser el terapeuta o sanador, o cualquier persona vulnerable que esté rondando por ahí como los niños, los ancianos o las personas enfermas. Así es como personas bien intencionadas pero sin el suficiente entrenamiento son una amenaza para la sociedad.

En cuarto lugar, aún cuando el terapeuta sepa como liberar y romper el fragmento, siempre existe la posibilidad de que cierta cantidad de polvo energético se llegue a alojar en sus cuerpos sutiles. Cuando los entistas han recibido un entrenamiento completo en cuerpos sutiles y en como mover las energías etéreas, pueden identificar el polvo y deshacerse del mismo. Pero, si no cuentan con las habilidades necesarias, entonces hay un gran riesgo de que las energías nocivas se vayan acumulando gradualmente en los terapeutas o sanadores, lo cual implica que podrín estar poniendo en peligro su salud.


¿Cuál es la manera en que Clairvision trabaja para despejar entes?

El primer paso es identificar la presencia de un ente.

Esto se hace utilizando la técnica de Clairvision llamada IST, la cual no usa hipnosis ni auto sugestión. Es una técnica basada en hechos que explora la consciencia desde un punto de vista muy objetivo.

El cliente empieza por relajarse y entra en un espacio de consciencia en el cual hay una percepción de energía que fluye en el cuerpo.

Es durante IST cuando el cliente y el facilitador perciben la presencia del ente.

Después viene una fase de exploración en la cual el cliente encuentra cuándo y cómo el ente se inflitró, qué es lo que quiere, y cuáles son las interferencias que causa.

La fase de exploración puede extenderse a varias sesiones de IST de 90 minutos cada una, no menos de dos sesiones y rara vez más de cuatro o cinco. Por lo general hay intervalos de una semana entre cada sesión. Esto significa que todo el proceso dura de dos a cinco semanas.

Durante ese período, el cliente observa cuidadosamente el comportamiento del ente: sus antojos y las interferencias que causa en la forma de pensamientos, emociones o tentaciones parasitosas.

Después, el proceso concluye con el despejo, durante la cual se remueve al ente de la energía del cliente.


¿Qué pasa durante un despejo de entes al estilo Clairvision?

El cliente empieza por relajarse y entra en un proceso de consciencia utilizando la técnica de Clairvision llamada IST. (Esta es la técnica principal de regresión y terapia de vidas pasadas. Es una poderosa herramienta para la exploración de la consciencia que se usa también en el proceso de extracción de entes. Para más información consultar: ¿Qué es Clairvision School?

El terapeuta utiliza cierto tipo de sonidos para remover al ente e implementa una maniobra muy especial en la consciencia: abriendo la frecuencia de la "Gran Luz" en la que el ente puede ser procesado de una manera segura. En este punto, los clientes por lo general perciben una luz brillante y maravillosa que produce sentimientos de aliento. Es aquí cuando los clientes frecuentemente reportan ver al ente saliendo de sus campos energéticos en dirección a la luz.

El despejo por sí mismo dura treinta minutos, de los cuales la mayoría se destinan a disfrutar de la modalidad tan especial de luz que persiste aún cuando el ente ha sido despejado. Al contrario de lo expresado por ciertas ideas preconcebidas acerca del exorcismo, la extracción de un ente es una experiencia hermosa y pacífica.


¿Las extracciones de entes funcionan siempre?

Ninguna forma de terapia tiene un 100% de éxito.

En cuanto a la extracción de entes, la maniobra es bastante mecánica. Podría ser comparada con sacar una piedra pequeña de una cubeta. No hay mucho que pudiera salir mal si es llevada a cabo por una persona capacitada en el despejo entes. La piedra se saca por completo y nunca regresa.

Pero esto no significará necesariamente que una vez extraído el ente se habrán terminado todos los problemas del cliente, ya que muchos de estos pueden no estar causados por un ente.

En algunos casos, los problemas del cliente no tienen nada que ver con entes. Es decir que tras una extracción no se verá una gran diferencia. Un caso típico es aquel en el que pacientes con esquizofrenia y otros desórdenes psicóticos hablan de posesiones demoníacas, cuando en realidad no hay ningun ente involucrado. Desafortunadamente, uno no puede 'extraer' este tipo de ilusiones.

En otros casos, puede existir la presencia de un ente y además haber padecimientos físicos o psicológicos. Es un buen comienzo empezar por sacar un ente, pero esto no significa que no se deba hacer el trabajo de sanación física o mental correspondiente.


Los entes en niños, ¿se procesan de la misma manera que en adultos?

Sí, en gran medida. El despejo es exactamente la misma.

Con las técnicas de Clairvision la principal diferencia es que en el caso de los niños, la exploración del ente puede reducirse a un mínimo. La extracción puede implementarse directamente, sin pasar primero por IST en donde el cliente necesita encontrar por su cuenta que es lo que el ente quiere, y que interferencias le causa.

Sin embargo, en muchos casos los niños trabajan muy bien en el estado de IST. Pueden sentir la presencia del ente con facilidad. Como no tienen ideas preconcebidas, sus observaciones son objetivas. No lo encuentran atemorizante. No tienen dificultad de decirle al entista los tipos de comida que el ente los obliga a comer o que tonterías los exhorta a llevar a cabo.

En resumen, muchos niños pueden explorar entes tan bien como los adultos.

Y ya que los niños tienen mucha más flexibilidad, después de un despejo, es usual que todos los síntomas relacionados con la presencia desaparezcan por completo.


¿Es posible extraer entes a distancia?

Extraer entes a distancia no es imposible. Después de todo, los entes no son físicos, son parásitos de la consciencia. A diferencia del cuerpo físico, la consciencia no tiene una ubicación. Es así como no existe una gran diferencia si el cliente y el terapeuta están en diferentes habitaciones o aún en diferentes países.

Sin embargo, hay razones precisas por las que en Clairvision se evita este tipo de despejo a distancia.

Primero, hay ciertas consideraciones ocultas. Las extracciones a distancia pueden repercutir causando descargas violentas de energía que pueden ser bastante peligrosas para el terapeuta (mucho más peligrosas de lo que los terapeutas pudieran considerar).

En segunda, cuando se trabaja con clientes, los entistas de Clairvision no sólo se enfocan en un síntoma. Ellos hacen un escaneo a fondo de la energía del paciente. En muchos casos, esto los lleva a darse cuenta de que el ente no es el verdadero problema o que tal vez es sólo una parte del mismo. Una consulta apropiada que incluya una entrevista y un escaneo energético completo dará resultados que no podrían lograrse si sólo se tuviera una fotografía del cliente o mientras se tiene una conversación por teléfono.

En tercer lugar, es importante mencionar que, si las técnicas de Clairvision tienen resultados tan poderosos es porque no son ningún tipo de truco de magia en el que los practicantes sólo implementan una manipulación de energía y declaran "¡Has sanado!". Se lleva a cabo un proceso bastante completo.

Durante este proceso, los clientes usan la técnica IST para explorar a fondo las relaciones subconscientes con el ente. Ellos se dan cuenta de que los problemas causados por el ente solamente son una exacerbación de sus propios patrones disfuncionales. Esto da como resultado una gran oportunidad para aprender algo acerca de ellos mismos dándole al proceso de extracción una dimensión muy diferente.

Por supuesto que es posible el saltarse esta exploración y proceder directamente al despejo. Pero que oportunidad perdería el cliente si fuera este el caso.

Después de un proceso completo, los clientes están más en contacto con aquellas partes del subconsciente en donde se encuentran las raíces de patrones disfuncionales. Al explorar un ente, ellos habrán aprendido algo más acerca del libre albedrío.


¿Cómo puedo aprender a despejar entes?

A través de los cursos que Clairvision School ofrece en Australia y en otras partes del mundo, miles de personas han aprendido a usar las técnicas IST para la exploración de la consciencia. Es a través de IST, que los entes pueden identificarse y explorarse.

Sin embargo, Clairvision School, es extremadamente estricto en cuanto a quién puede convertirse en un experto en extracción de entes. No todos los estudiantes y personas que practican las técnicas de Clairvision están acreditados para despejar entes. Esto se debe a que al tratar con clientes, varias cosas podrían salir mal, ¡muy mal! Para mayor seguridad del cliente es esencial que una persona que despeja entes tenga bastante experiencia.

Si usted desea capacitarse para extraer entes al estilo Clairvision tiene que estar preparado para trabajar en usted mismo por años y aprender una gran variedad de técnicas y procesos. Aún así, no hay garantía de que pueda calificar para trabajar con entes.

Esto significa dos cosas:

Si usted tiene un ente y es tratado por un entista certificado por Clairvision, puede estar seguro de que recibirá una extracción de primera.

Si usted es un estudiante y está buscando un método rápido para convertirse en un terapeuta calificado en entes, le recomiendo que mejor que busque otra organización.


¿Cómo puede un ente adherirse a una casa?

La gran mayoría de los entes son fragmentos, piezas de consciencia que no pueden mantenerse 'vivas' a menos de que encuentren un sistema de soporte de vida.

Una posibilidad es que sean parásitos de un ser vivo como lo sería una persona o un animal.

Otra posibilidad es que sean parásitos de un lugar. Debido a las energías especiales de ciertos lugares, algunas casas y otros sitios pueden servir como soporte para estas energías.

Cuando una persona intenta vivir en un lugar que está parasitado con un fragmento, pueden ocurrir todo tipo de cosas. El fragmento puede sentir que su propio territorio está siendo amenazado y que necesita deshacerse de los nuevos inquilinos provocándoles pesadillas o hasta problemas de salud.

El fragmento podría también intentar tomar residencia en la energía de alguna de estas personas. Si cada noche Ud. duerme bajo la influencia de energías negativas, hay una gran posibilidad de atraer un fragmento. (Como lo vimos antes en el caso de los niños, que son más vulnerables que los adultos.) Después de esto el fragmento ya no forma parte de la casa si no específicamente de la persona.

En algunos casos el fragmento no intentará invadir a nadie en la casa, pero de cualquier manera se alimentará de su energía. Las personas que viven allí se sentirán constantemente cansadas y es posible que desarrollen problemas de salud.


Entonces, ¿qué representa un fantasma dentro de este modelo?

Un fantasma es un fragmento bastante cristalizado que forma parte de una casa o cualquier otro sitio.

Algo importante a considerar acerca de los fragmentos, es que estos tratarán de reproducir sensaciones y emociones que experimentaron cuando todavía eran parte de un ser vivo.

Por ejemplo, un fragmento desprendido de una persona que bebía alcohol en exceso, se sentirá atraído hacia un huésped que tome, y lo incitará a tomar aún más. O, los fragmentos expulsados por un miembro de la familia querrán anidarse en otros miembros de la familia por los lazos que existieron entre estas personas y porque el fragmento reconoce cierta afinidad de consciencia.

De igual manera, imagine un fragmento que se desprende de alguien que pasó su vida entera viviendo en el mismo lugar (digamos por ejemplo en un castillo). Después de que la persona muere hay grandes probabilidades de que algunos fragmentos permanezcan en ese mismo sitio, especialmente si el lugar tiene el tipo de energías por las cuales los entes se sienten atraídos.


¿Cómo puedo saber si mi casa tiene un ente?

Repito, no vale la pena generar una fobia. Los entes no están en todos lados.

Las casas con entes son lugares que tienen vibraciones muy difíciles. El lugar se siente pesado o frío. La gente que las habita suele experimentar problemas de salud, empezando por una fatiga constante, o hasta pueden ser lugares en donde las personas pelean con frecuencia.

En una casa con parásitos, la gente sensible puede a veces sentir una presencia, algo con cierta carga que no se siente en una casa normal. Algunas personas informan el percibir olores extraños o tener otros tipos de sensaciones incómodas.

Si una persona usa varitas para detectar la energía del lugar, al llevar a cabo este procedimiento, es muy probable que encuentre líneas telúricas muy tóxicas. Si no fuera por estas líneas, sería inusual que el ente se hubiera quedado allí.

Es decir que las energías de la tierra y los parásitos por lo general están asociados. Esto significa que si los arquitectos supieran como encontrar estas líneas y escogieran lugares con energía sana para las casas, se podrían evitar la mayoría de estos problemas.


¿Es posible que despejar una casa con el mismo procedimiento que se aplica en las personas?

Cuando se habla de casas, hay dos tipos de situaciones completamente distintas:

En algunos casos, la casa estaba bien hasta que pescó un fragmento. De pronto la energía del lugar empezó a deteriorarse. Lo que antes era un lugar agradable, ahora se siente frío y espeluznante. Los niños en la casa se enferman contínuamente, etc.

En estos casos, ¡no hay problema! El ente puede ser despejado de una manera similar a como se haría con una persona o un animal. En el sistema de Clairvision, el método utilizado para despejar casas es casi igual que aquel utilizado para personas. Y los resultados son bastante buenos. Después del despejo, las vibraciones del lugar se aclaran y la vida vuelve a lo normal.

Notemos que en la cultura de la India antigua, cada vez que las personas se mudaban de casa, era costumbre el llamar a un padre para realizar un yajña, ceremonia de fuego que incluía un bhuta-shuddi o despejamiento de entes.

La prevención es mejor que la cura. Definitivamente es recomendable hacer una limpieza energética antes de cambiarse a una casa nueva. Aún cuando no existan entes, es muy atinado el deshacerse de las vibraciones que los antiguos inquilinos han dejado atrás.

Sin embargo, con las casas existe una situación completamente distinta cuando la casa no es un lugar que ha pescado un fragmento en determinado momento, pero que ha sido construída en un lugar con energías no propias para los seres humanos.

Recuerde la analogía de una composta. Las compostas son absolutamente indispensables, sin éstas no habrían ciclos en la naturaleza. Pero esto no significa que Ud. deba vivir en una.

De modo semejante, hay lugares que tienen energías que simplemente no son aptas para la vivienda. Estos lugares atraerán fragmentos como moscas a un pastel. Es muy posible que también atraigan otro tipo de entes. El intentar vivir en estos lugares es como abrirle las puertas al desastre.

Así, sería muy tonto adoptar una actitud quijotesca y querer despejarlo todo. Estos lugares pueden ser nocivos para los seres humanos pero son parte importante de un ecosistema. Son a las energías lo que una composta o abono es a un jardín. Pero, a diferencia de las compostas, no pueden simplemente ser trasladadas de un lugar a otro. Están en donde están por las energías específicas de la tierra.

Aquí el verdadero problema es que los desarrolladores diseñan las casas en papel y están completamente ciegos a este tipo de energías. Es por esto que no es extraño el que las casas estén construídas en lugares en donde no se debería siquiera habitar.

Una vez que casas situadas en ubicaciones con estas características han sido construídas, no hay mucho que pueda hacerse. Al deshacerse de un ente llegarán diez más en el transcurso de una semana. Y aún cuando alguien tenga el poder completo para despejar el área, el resultado podría ser bastante dañino para la naturaleza en general. El lugar actúa como un basurero natural. Al destruirlo, podría causar contaminación energética para miles de personas alrededor, lo que resultaría en docenas de personas enfermas.

Esto significa que antes de mudarse a una casa nueva, es importante verificar que no existan líneas de energía nocivas. Si la energía del lugar apoya la vida, nunca tendrá estos problemas. Pero si se muda a un lugar en donde las energías no son las correctas, entonces no habrá mucho que pueda hacer, a no ser que se mude de nuevo.

Es importante notar que el detectar estas líneas telúricas en una casa, es un proceso bastante simple. En los cursos por correspondencia (Knowledge Tracks) y en otros cursos ofrecidos por Clairvision School, se les enseña a los estudiantes a percibir estas energías utilizando la visión interior del tercer ojo. Esto significa que pueden fácilmente acceder a las cualidades energéticas de una casa, sin tener que llamar a un zahorí. Después de seguir el entrenamiento en el tercer ojo ofrecido en los cursos por correspondencia, la gente por lo general encuentra que es bastante fácil evaluar la habitabilidad de una casa.

Este es el tipo de habilidades que pueden ser de mucho uso cuando viaja. A menos de que pueda sentir las energías por si mismo, cada noche que Ud. pasa en un hotel es un riesgo potencial de encontrar un ente.

A fin de cuentas, tanto con las casas como con todo lo demás, no puede haber protección sin percepción.


icon Atrás a Libros